Ingeniería Kansei para el diseño en moda. Emoción y Moda

Andreea LeonteEmoción y ModaLeave a Comment

325e7f43ada815bebfdf350199673790 - Ingeniería Kansei para el diseño en moda. Emoción y Moda

Generalmente, en el diseño de los productos de moda se pone énfasis en el estilo más que en las características funcionales. Los diseñadores de moda dependen mayoritariamente de su instinto y de su experiencia a la hora de crear productos de moda que se ajusten a los estilos más elegidos por los consumidores. Un diseñador sin experiencia puede encontrar dificultades para reflejar sus ideas a través del diseño y que a la vez haya similitud entre sus ideas sobre un estilo y las de los consumidores. No hay manera de garantizar que los consumidores perciban aquello que el diseñador quiera expresar.

¿Y para qué conseguir que la prenda que hemos diseñado y que consideramos elegante sea vista por los consumidores como tal? ¿No basta con que les guste y ya? Puede que no. No solemos comprar un producto de moda solo porque nos guste. Lo elegimos porque pensamos que lo vamos a utilizar, que expresa lo que queremos expresar y que encaja con nuestro estilo. Se podría resumir en que nos gusta, pero desde la primera percepción de una prenda hasta que decidimos que nos gusta, hay un proceso evaluativo emocional y cognitivo. Simplificando, de este proceso se derivan unas impresiones sobre la prenda y concluimos con el gustar o no gustar (y, probablemente, comprar o no comprar).

Para los diseñadores con poca experiencia no existen herramientas que les ayuden a crear los productos más demandados y que puedan ajustarse a las preferencias de estilo de los consumidores. Un diseñador puede ser creativo o puede ser muy bien valorado por los expertos en la materia, pero si los consumidores no perciben el estilo sus diseños de manera similar o si no comparten las impresiones de estilo con el diseñador, va a ser difícil que el producto sea aceptado.

No hay duda de que la manera en la que el diseño de una prenda se transmite y se percibe es muy variable de individuo a individuo. La experiencia en el diseño de la moda (como profesional) y con la moda (como consumidor) impacta en la percepción que se tiene de un producto. Pero estudios como el de Chang, Chuang, Hung, Shen y Chu (2003), presentado en el artículo A Kansei study on the style image of fashion design son ejemplos de cómo se puede facilitar el proceso de un diseño acertado.

Este estudio tiene el objetivo de mostrar una posibilidad de cubrir la brecha entre las impresiones de los diseñadores y de los consumidores. Se basa en la Ingeniería Kansei, una técnica diseñada para traducir los sentimientos hacia un producto en parámetros del producto.

El estudio se desarrolló a lo largo de varias fases. El primer paso fue extraer imágenes de diferentes estilos de moda, recogidas de diversas revistas. Dado que el intervalo de aparición y desaparición de un estilo de moda es de 3 a 5 años, en el estudio se analizó la moda femenina entre 1995 y 1999 en Paris, Milán, Londres y Nueva York. Esta selección de imágenes finalizó con una muestra de 100 para la siguiente fase.

Para entender la similitud en la percepción psicológica entre diseñadores y no diseñadores, se seleccionaron 37 y 33 sujetos, respectivamente. Estos clasificaron las imágenes acordes a estilos de moda y a impresiones personales sobre dichos modelos. De esta clasificación se seleccionaron los modelos más representativos de cada estilo. Por lo tanto, en esta primera clasificación se tuvo en cuenta también las impresiones de los consumidores.

En la siguiente fase solo participaron expertos en moda. Estos resumieron los componentes definitorios de cada estilo y las impresiones relacionadas. Se obtuvieron 10 estilos, cada uno con principios o reglas que sirvan de puntos de referencia para la práctica profesional en el diseño de la moda. Los 10 estilos representativos de la moda femenina del periodo 1995-1999 fueron: unisex, retro, moderno, casual, juvenil, romántico, chic, sexy, tradicional (folk) y vanguardista.

Así, si queremos diseñar una prenda retro, según este análisis, deberíamos tener en cuenta: un corte recto, no entallado, un largo completo, hombros cuadrados, mangas largas y estrechas, botones dobles, abertura frontal central y cuello con solapa (o de sastre). Para el estilo retro estas son las características definitorias que resultaron del análisis.

Para los demás nueve estilos, encuentran diversos sub-estilos. Por ejemplo, en el estilo casual pueden darse junto a otras características aberturas centrales y frontales o no. El estilo unisex puede presentar cuello en V, con solapa, redondo o mandarín. La ropa entallada es más propia de los estilos sexy y chic. Y cada uno de los estilos de dicho periodo tiene diferentes rasgos que se repiten y que tanto los diseñadores como los consumidores consideran como definitorios.

La idea central es que tener una guía de esta naturaleza implica diseñar productos de moda que reduzca la brecha entre la definición de un estilo del consumidor y la del diseñador. En el proceso de diseño no se debería tener en cuenta solo lo aprendido, la experiencia, lo que dictan los más expertos o las impresiones propias.

Una prenda es el resultado de la combinación de varias partes, cada una con su forma y estilo y, a veces, de color o tejido distinto. En la percepción visual de una prenda casi siempre se capta su imagen como un todo. Aun así, el consumidor puede percibir que algo no encaja, aunque no sepa lo que, si hay mucha distancia entre el estilo que refleja según el diseñador y la percepción del consumidor de dicho estilo.

Es verdad que en la moda actual parece haber pocos estilos bien definidos. Además, se mantienen muchos estilos de moda en paralelo como predominantes, pero hay que tener en cuenta que una cosa es el estilo de una persona, resultado de sus propias combinaciones y elecciones, y otra es el estilo de una prenda en particular. Por eso, una guía de características para el diseño de una prenda sería muy útil si tiene en cuenta qué rasgos consideran los consumidores como propios de cada estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *